domingo, 28 de febrero de 2010

Invictus

Sólo hay una palabra para describir esta película: ¡MA-RA-VI-LLO-SA!, simple y sencillamente maravillosa.

Una historia que te toca el corazón, te emociona y te sorprende. En ocasiones no sabes bien por donde va el asunto, pero eso te mantiene interesado toda la proyección.

Las actuaciones son muy buenas, la fotografía es preciosa, la historia magnífica, el mensaje bellísimo y la música... ¡la música es sensacional!

El soundtrack merece un comentario aparte. Salí del cine y corrí a la tienda de discos, cosa que no suelo hacer. La verdad es que cuando abrí el disco y me senté a escucharlo me dio un poco de temor oírlo sin las imágenes, pensé que tal vez, sólo tal vez, la música hubiera estado tan bien sincronizada con la imagen que al escucharla no tuviera más el sentido que tuvo durante la película. No fue así, me conmovió de igual manera, me emocionó y me gustó tanto que no dejo de escucharlo. Eso habla muy bien de ella. Está tan bien hecha que sola o acompañada sigue siendo igual de hermosa.

Ya la quitaron del cine, pero no importa si la vez en la tele, lo importante es que no dejes de verla. ¡En cuanto salga en DVD yo corro a comprarla para verla una y otra vez!

Le pongo 5 palomitas.

1 comentario:

  1. Amé la peli! Está padre que saliera ahorita con todo lo del mundial!

    ResponderEliminar